Nace una Estrella: La química entre estrellas a ritmo de música

Lady Gaga se quitó su máscara y nos reveló su verdadero “yo” interpretando a Ally.


“A star is born” se trata de un re-make de la película que se ha llevado al cine en más de una ocasión, es por ello que su director quien también interpreta a uno de los protagonistas, Bradley Cooper, quiso hacer una versión que contenga algo característico y que llegue al corazón de los espectadores: el amor que todo lo puede.

La película muestra la realidad de la dura vida del show bussines en dos diferentes caminos y busca mostrarla al público de una manera lo más íntima posible a través del amorío de ambos protagonistas. Por una parte, el famoso cantante curtido en mil batallas Jackson (Bradley Cooper), quien convive con su adicción a las drogas y alcohol para intentar sobrellevar todos los traumas del pasado; realidad que se contrasta con la de Ally (Gaga), una camarera con una voz impresionante cuyo sueño es triunfar en la industria pop y es descubierta por coincidencias de la vida, en un bar de show de drag-queens por Jackson en una de sus noches de borrachera. Su relación amorosa va creciendo a medida que la popularidad de Ally también y todo parece andar sobre ruedas pero no todo es perfecto en el mundo de los artistas y la pareja deberá lidiar con los problemas de adicción de Jackson así como con la “identidad e imagen musical” que debe encontrar Ally para mantenerse en la industria; todo ello mientras están bajo el ojo público.





La química entre Lady Gaga y Bradley Cooper es algo indiscutible, hacen que uno se teletransporte donde sea que estén, así sea un escenario lleno de miles de ojos admirándolos o su cuarto donde están solos y se declaran su amor eterno. Eso nos lleva a la actuación individual de cada uno, la cual no se queda atrás, provocan que nos olvidemos de las estrellas mundiales que son fuera de la pantalla y durante dos horas y algo mas son solo Jackson el borracho de la voz gruesa y rasposa y Ally, la dulce chica risueña que ama a los suyos, lo cual ha sido la gran revelación, pues solo conocíamos a Lady Gaga en su faceta como cantante y brevemente en “AHS”

En definitiva, “A star is born” cuenta con varios momentos que hacen que se forme un nudo en la garganta y salga fascinado de la sala de cine con la gran capacidad de los actores de hacer conmover y de la música de calidad que ofrece la película. Aunque en ocasiones, sobre todo al principio, todo parece muy rápido y perfecto para ser cierto y el final parece estar destinado a ser el que es, no olvidemos que se trata de una película de Hollywood y que es el primer trabajo como director de Cooper.

Escribe: Andrea Cubas Simón

No hay comentarios.:

Publicar un comentario