Aquaman, el semidios que todo lo puede

Jason Momoa interpreta a Arthur, el nuevo héroe de los comics DC en una película dinámica con toques de humor para todos los públicos.


La nueva película de DC busca explicar los orígenes del “hombre pez”, también conocido como aquaman y como luchará contra los atlatianos que buscan comenzar la guerra contra los humanos terrestres.

La película cuenta con varios momentos de humor, que logran hacer más amena la película que dura más de dos horas pero cuenta con una buena trama que consigue atrapar. Una buena actuación por parte de todos los actores y la sorpresa de Nicole Kidman haciendo de la reina de la Atlántida y madre de Aquaman, quien es fruto del amor de esta junto con un humano.
Cuenta con muchas dosis de acción, estimulantes para la vista del espectador y que complementan la trama de la historia; los efectos especiales son un gran aliado de la película protagonizada por Jason Momoa, como por ejemplo todas las escenas que ocurren bajo el agua cuentan con una especie de filtro que permite situarse como si realmente se estuviera bajo el mar.



Arthur, Aquaman, se ve involucrado en un dilema personal al ser pedido que luche por el trono de Atlántida que le corresponde. A pesar de que fue entrenado desde pequeño por el brazo derecho de su madre, interpretado por el genuino Willem Dafoe, debido a que es un semidios y tiene habilidades sobrehumanas, él en un principio rechaza hacerlo por considerar culpable a los Atlantianos por la ejecución de su madre por “traición” al enamorarse de su padre, un simple mortal.
Las escenas de pelea y lucha consigue sumir al espectador en un constante entretenimiento del que es difícil salir, pues a parte de la motivación visual, también se hacen notorios los conflictos y problemas personales que Arthur tendrá que superar

La película cuenta con una dinámica muy diferente a las películas anteriores relacionadas con el grupo de la liga de la justicia: Esta cuenta con gran variedad cromática de colores y un lenguaje juvenil y divertido al mismo tiempo, quizás en algunas ocasiones llega a rozar lo absurdo, pero el director no pretendía una película seria y sombría que provocara dos horas de aburrimiento para el espectador.

Aquaman se encuentra en cartelera.

Escribe: Andrea Cubas

Comentarios