Análisis: God Eater 3

El 8 de febrero salió a la venta God Eater 3. Nosotros ya lo jugamos y te contamos cual es nuestra opinión



Nacida en PlayStation Portable, la saga God Eater es la respuesta de Bandai Namco hacía el Monster Hunter de Capcom. Estamos ante la nueva entrega de una franquicia que ha sabido ganarse su propio público y ha conseguido imponer su propio sello personal. God Eater 3 está disponible para PC Y PlayStation 4.

Un mundo apocalíptico

A grandes rasgos, la premisa de la saga es esta: un mundo apocalíptico donde las bestias Aragamis están destruyendo todo el planeta, pero existen los God Eater, soldados entrenados para hacerle frente y destruirlos. 

En esta nueva entrega volveremos a crear a nuestro personaje, el cual mientras sale victorioso en sucesivas misiones y vence gran cantidad de Aragamis, se verá envuelto en un conflicto conspirativo mucho más grande junto a sus compañeros.


En la repetición está el gusto

God Eater 3 es un juego en el que deberemos cumplir una serie de misiones divididos en 6 ranks, que podríamos decir que son rangos de dificultad. Las primeras horas podrían considerarse muy fáciles, ya que en ellas nuestra única preocupación será superarlas con la mejor calificación SSS.

Posteriormente, es probable que nuestro personaje pierda el conocimiento un par de veces debido a la dificultad de los Aragamis, pero tendremos la oportunidad de recuperarnos y reaparecer un par de veces antes de perder la misión. Es a partir del Rango 4 donde la cosa se complica y recién deberás preocuparte por estar bien equipado, de haber hecho tus debidas mejoras y de llevar provisiones, porque sino los Aragamis más grandes o los de Ceniza acabarán  con nosotros.


La sucesión del juego se presenta de una manera repetitiva: vamos a una misión, regresamos a la base, vemos un poco de historia y nos embarcamos en otra misión. Es una vez ya avanzado el juego, que nos veremos en la obligación de aprovechar todo lo que nos ofrece nuestra base y saldremos cargados de provisiones a nuestras siguientes misiones.


Las Armas celestiales

Con estas armas venceremos a nuestros Aragamis, podemos equipar un escudo, una  arma blanca que puede ser espada, guadaña, mazo, cuchillos, entre otras; y finalmente una armas a distancia como rifle, escopeta, laser y demás.

El arma blanca será nuestra arma de cabecera, la que más usaremos. La arma a distancia nos permitirá atacar de lejos, sin miedo a ser atacados, pero esto nos consumirá PO que solo podrá recargarse, volviendo a usar nuestra arma blanca.


Finalmente, el escudo puede ser un arma que un inicio no le des la importancia necesaria, pero posteriormente, cuando la cosa se ponga difícil, será tu gran aliado para sobrevivir a los ataques de los Aragamis.


Puedes crear o mejorar estas armas, además puedes instalarles habilidades que te otorgan distintas ventajas en combate.  Ya que nuestro personaje no puede subir de nivel o volverse más fuerte de por sí, será primordial conseguir materiales para conseguir armamento más fuerte.

Nuestro ataque devorador será el más efectivo con nuestros enemigos, desafortunadamente las oportunidades de hacer este ataque en niveles avanzados son casi nulas, porque será casi imposible tener el tiempo requerido para su carga. Como compensación podemos usar el ataque devorador rápido, que pese a que no es tan efectivo contra nuestro enemigo, podremos causarle alguna rotura que nos dará tiempo a golpearlos repetidamente o a hacer un ataque devorador completo.



Lamentablemente, nosotros solo podemos manejar el armamento de nuestro protagonista y no de sus aliados. La única manera de mejorar la efectividad  del desenvolvimiento de ellos, es consiguiendo desbloquear sus habilidades con puntos, pero deberás elegir bien porque solo podrás equiparle 4. 

Unos Dioses duros de roer

Aunque en un inicio es probable que puedas vencer Aragamis apretando un solo botón, mientras con la otra mano revisas tu celular, los Aragamis más fuertes te harán sufrir y te verás en la necesidad de plantear una estrategia.

Estamos hablando de enemigos que pueden destruirte a 3 golpes, mientras tu y tus aliados deberán golpearlos más de 100 veces para vencerlos. Es por eso que deberás estar preparado para atacar de lejos cuando sea necesario, activar enlaces, usar continuamente curación o correr a las fuentes para recuperar vida. Ojo que estos Aragamis también correrán a las fuentes para recuperar energía. Es por eso que deberás estar atento cuando estos huyen de la pelea para intentar recuperar algo de vida.

El problema recae cuando te ataca más de un Aragami grande a la vez, y de estas habrán muchas misiones a partir del Rank 5. En estas peleas deberás hacer lo posible para separarlos, y sobretodo, estar atento de que uno no corra a las fuentes, mientras intentas derribar al otro.


Es importante mencionar que los Aragamis tienen un punto débil y los golpes que reciban en esa zona, les harán mucho más daño. Así también, hay Aragamis a los que deberás bajarle algo de vida o quitarles sus escudos protectores, para recién causarles un daño considerable.


Recoge objetos y realiza misiones opcionales

Como ya lo mencionamos, nuestros personaje no tienen ninguna progresión en nivel, por lo que será necesario conseguir mejores armamento o maneras de mejorar los que ya tenemos. Para eso necesitaremos materiales, pero la variedad de estos y la dificultad de conseguir algunos es tan grande, que te verás obligado no solo a realizar todas las misiones opcionales, sino también a volver a enfrentar misiones ya superadas.


Es recomendable que una vez que nos embarquemos en una misión, nos preocupemos antes de recolectar todos los objetos tirados antes de intentar vencer al jefe, pues posteriormente los necesitaremos mucho.


El modo multijugador, uno de sus puntos fuertes

Una vez hayas superado las misiones por tu cuenta por primera vez, podrás invitar a jugadores del mundo para que se unan a tu team y enfrentar nuevamente estas misiones ya superadas. De igual manera, tú podrás unirte a la partida de otro jugador.


Luego tenemos las Misiones de Asalto, épicas batallas donde 8 jugadores se enfrentarán a un Aragami de Ceniza y tendrán un tiempo reducido para derrotarlo. Estos Aragamis pueden vencerte con tocarte un par de veces, por eso la cooperación, compañerismo y estrategía serán la única manera de salir victoriosos. Es importante mencionar que estas misiones dejan buenos materiales y dan una buena cantidad de dinero. 


Gráficos y sonido

La música en God Eater 3 cumple. La musicalización en las batallas logra su objetivo que es envolverte en ellas. Aunque las que logran realmente emocionarnos, son esas canciones cantadas que suenan de fondo cuando nos enfrentamos contra los Aragamis Ceniza más aguerridos. Realmente épicas.

Gráficamente el juego decae en los escenarios, aparte de ser pocos, el título no se preocupa en hacerlos visualmente más detallados. Donde logra lucirse el juego es en el diseño de los Aragamis de Ceniza que realmente lucen místicos y aterradores.



Conclusión:

God Eater 3 nos hace volver a revivir batallas épicas y logra mejorar la experiencia. Eso sí, nos esperes una historia profunda o que tenga mucha congruencia con lo que estamos haciendo. Recomendadísimo sobretodo para los conocedores de la saga o para los fanáticos de Monster Hunter que quieran probar algo diferente.


Lo mejor

- Las batallas desde el Rank 5 son realmente épicas.
- Un multijugador divertidísimo
- Diseño de los Aragami de Ceniza


Lo peor:
-  La historia no convence
- Gráficos desfasados


Nota: 8/10



*Análisis hecho a partir de un código de Bandai Namco para PlayStation 4

Una publicación de No Soy Gamer

Comentarios