Michael Spitzer estrena Silence, su primer film en EEUU

Líder de la banda GAIA dirige drama basado en la vida de los veteranos de guerra de EEUU.




Luego de varios años al frente de GAIA, una de las bandas de rock más importantes de la escena local, y de una destacaba labor audiovisual en la productora Cine70, Michael Spitzer presenta “Silence”, su primera película como director, realizada íntegramente en los Estados Unidos, la cual narra el drama que viven los veteranos de guerra y sus familias, luego de experimentar el trastorno de estrés postraumático, entre otros problemas.

“Silence” es una película estadounidense basada en varias historias reales, realizada con verdaderos veteranos de guerra y sus familias. Se trata de un esfuerzo por hacer notorio el suicido militar (22 veteranos de guerra toman su vida cada día en los Estados Unidos), el abuso femenino en las fuerzas armadas y las secuelas que estas personas deben enfrentar cuando regresan a su vida normal.

Producida por American Warrior Entertainment y Syntretic Entertainment, el filme fue grabado en Omaha (Nebraska - EEUU) en abril de 2018; y escrito y producido por Julie Etta Hudson, con quien Spitzer había trabajado en el pasado durante la grabación del popular documental Perú - Nebraska de la Marca Perú.

“‘Silence’ para mí es un drama en todo el sentido de la palabra. La muerte militar, los traumas de guerra y la violencia sexual se conjugan en un crudo testimonio de una realidad mantenida en silencio por la sociedad de un país en guerra. Es un trabajo que tanto me enorgullece como me cuestiona”, dice Spitzer, director de la cinta.

La película forma parte de la selección oficial del Omaha Film Festival de este año y se estrenará el 8 de marzo en Cines Aksarben de Omaha, Nebraska. Además, ha sido elegida para programarse durante el cierre del festival, el domingo 10 al mediodía. Las localidades de ambas proyecciones se encuentran agotadas. Este estreno definirá el camino de la producción peruano - estadounidense.

“Cuando llegué a Omaha en el primer viaje de búsqueda de locaciones, comprendí la magnitud y responsabilidad de lo que se me estaba proponiendo. Muchas veces parecía irreal, condiciones de trabajo muy crudas, bajo cero; pero por otro lado, soldados, armas, un cementerio, un tanque y muchas cosas más. Un viaje de 3 años de malos entendidos y resultados afortunados”, comentó Michael.

Para su debut en el cine, Michael Spitzer no solo dirigió “Silence”, también se encargó de la edición y de la composición de la música incidental de la cinta. “Fue luego de terminar una de las escenas más crudas que decidí grabar el soundtrack ahí mismo, en Omaha, y terminé con mi guitarra en los estudios Make Believe. Todo lo demás fue grabado de regreso en Lima. Dejando el drama de lado y hablando del rodaje en sí, simplemente no lo podría creer, de pronto, cuando menos lo pensé, me encontraba en medio de ‘una película gringa’”, finaliza el director.


Comentarios