Reina por un Día entra en sus últimas semanas

Habiendo entregado una asombrosa temporada que ha dejado a miles de espectadores satisfechos, “Reina por un día”, la más reciente obra de Osvaldo Cattone, entra en sus últimas semanas sobre las tablas.



Afirmar que una historia nos conmueve hasta las lágrimas, es una de aquellas frases típicas que suelen lanzarse sin mayor miramiento al momento de reseñar un trabajo de ficción. Sin embargo lo que logra el gran Osvaldo Cattone con “Reina por un día” va mucho más allá. Mediante un trabajo concienzudo y extraordinariamente planteado, Cattone ha logrado vigorizar la estupenda obra de Alfonso Paso para entregarnos un relato que nos absorbe en un remolino de emociones que realmente atrapan de inicio a fin. Sin embargo, luego de una temporada que se ha extendido ya por varios meses gracias a la excelente acogida del público, la obra se prepara para despedirse este 3 de abril.

Cuando el estreno se encontraba próximo, esta puesta en escena nos prometía un emotivo viaje que auguraba con convertirse en todo un éxito. Hoy, luego de tantas fechas, esto se consagra como una realidad. Imposible no recalcar que la gama de emociones que desfilan en escena solo alcanzan todo su potencial gracias al sobresaliente talento del grupo que Cattone dirige con maestría, como no podía ser de otra manera.

Regina Alcóver, Renato Rossini, Elvira de la Puente, Julián Legaspi, Daniela Sarfati y muchos más, le dan vida a la historia de Valentina, una famosa estrella de rock que se dedica a viajar por el mundo rodeada de lujos, dinero y fama, abandonando a su hijo Jorge en el proceso. Debido a las acciones de Valentina, Jorge crece con un gran resentimiento hacia su madre. Sin embargo, ante todo pronóstico, veinticinco años después, precisamente en un día de la madre, y para sorpresa de todos, Valentina regresa a la casa donde viven Jorge con su esposa y sus suegros. Esta súbita aparición carga consigo el propósito de resolver asuntos pendientes, aunque el trauma que carga Jorge desde su infancia no hará que las cosas sean fáciles.

Aunque pareciera que Jorge no tiene intención de ceder, un hecho en especial cambiará el concepto que todos tienen de Valentina, y de paso demostrará la fuerza del amor incondicional que tienen todas las madres hacia sus hijos.

Con todo esto en cuenta, resulta imposible pasar por alto “Reina por un día”, y tanto para aquellos que aun no la ven, como para quienes desean revivir su emocionante historia, la oportunidad de sumergirse en este relato cargado del más puro amor se mantendrá hasta el 3 de abril en el Teatro Marsano.

Comentarios