Muse se presenta en Lima el 15 de octubre

La banda británica traerá a Lima un ambicioso concierto con robots, acróbatas, luces, pantallas y decenas de estra. Además contará con la presencia de Kaiser Chiefs. Entradas a la venta en Teleticket. 



La gira Simulation Theory, que traerá a Muse por primera vez al Perú el próximo 15 de octubre, ha sido considerada por la crítica como una de las más ambiciosas que se hayan hecho en la historia de la música. ¿La razón? El derroche artístico, tecnológico y humano que el espectáculo presenta en sus dos horas de duración y que Lima será testigo en el gigantesco escenario que se instalará en el Jockey Club Hipódromo.

Lo primero que uno encontrará al ser parte de espectáculo de Muse es una puesta escénica con una larga pasarela central, que termina en un escenario B, y cierta amplitud en los laterales, que permite la libertad de movimientos del cantante Matt Bellamy y el bajista Chris Wolstenholme, y el accionar de decenas de extras que dejan en claro que no se trata de un típico show de rock, sino una experiencia teatral a gran escala.

El concierto es una excusa para presentar el nuevo álbum del trío, “Simulation Theory”, por lo que es interpretado casi en su totalidad. Sin embargo, sus éxitos de siempre también suenan en versiones completas, como también en medleys y de forma más abreviada, para que los fans no se queden con las ganas de escuchar su canción favorita. En resumen, en este tour Muse interpreta no menos de 25 canciones por noche.

El actual repertorio de Muse incluye varias de sus nuevas canciones, como “Pray” y “Algorithm”; mientras que en “Propaganda”, una de sus canciones más políticas de los últimos años, el trío luce el poderío tecnológico de su propuesta, usando decenas de pantallas y luces, para enviar mensajes contra el sistema y los tópicos que sus integrantes no apoyan. Durante esta interpretación, varios bailarines se lucen en escena con trajes futuristas.

“We Are Caged In Simulations” (“estamos atrapados en simulaciones”) se lee al inicio del espectáculo, como anticipando lo que uno está por ver y escuchar. Posteriormente, durante dos horas, robots, acróbatas y extras, que parecen policías del futuro, definen lo que podemos catalogar como una glamorosa experiencia de ciencia ficción musicalizada como si fuera una película en tiempo real.



Comentarios