Análisis: Concrete Genie

Jugamos este título exclusivo de PlayStation, y luego de haberlo terminado, te contamos nuestra opinión


Concrete Genie es un juego desarrollado por Pixelopus, unos de los estudios más pequeños de Sony, y estará disponible en exclusiva para PS4 desde este 8 de octubre. 

El título nos cuenta la historia de Ash, joven que escapa de sus problemas y el bullying pintando genios y bellos paisajes. Un día, en un ataque de sus bullies, termina perdiendo las hojas de su diario. Es ahí donde aparecerá Luna, genio que nos encomendará la misión de acabar con la oscuridad que ha inundado a Denska. De tal forma, nos embarcaremos en una misión donde recuperaremos nuestros dibujos, y acabaremos con toda la oscuridad pintando. 


Nuestro viaje estará dividido en 3 zonas, en cada zona habrá cierta cantidad de hojas que deberemos encontrar, divididas en diseños de paisaje, diseños de cuerpo y rasgos de genio. Con cada hoja que tengamos en nuestro poder, podemos dar vida un nuevo genio o un nuevo paisaje. 

Los genios también están divididos en 3 tipos, genio de fuego, genio eléctrico y genio de viento. Cada uno de ellos tendrá una utilidad en especial y nos servirán de cierta forma para resolver puzzles y seguir avanzando. 

Los genios al cobrar vida podrán moverse a través de las paredes, pudiendo llevarlos a cualquier punto de la ciudad que esté conectado por alguna pared. Sin embargo, no pueden cruzar ningún muro que esté cubierto con oscuridad. Nuestra pintura común no es suficiente para cubrir la oscuridad, por lo que tendremos que hacerles los dibujos que nuestros mismos genios nos pidan, para que estos nos puedan brindar superpintura y así extinguir la oscuridad con la luz de nuestros dibujos.


No obstante habrá un tipo de oscuridad que no podrá ser eliminado ni con superpintura, y para poder deshacernos de ella, deberemos darle luz a todos los focos de la zona. Y basicamente esta será la misión principal en cada zona, dar con todos los focos y prenderlos, encontrando nuevos genios que nos ayuden, y usando superpintura para poder encender los focos cubiertos por oscuridad. 

El sistema de dibujo es muy sencillo, está hecho para cualquiera pueda adaptarse. Básicamente, se tratará de regar figuras prediseñadas en las paredes. El juego usa el sensor de movimiento de los mandos de PS4 por defecto, debiendo mover el mando para deslizar nuestro pincel. Si se te complica este metodo, siempre puedes ir a las opciones y desactivar esta opción, haciendo que ahora el pincel pueda moverse con el joystick derecho. 


De igual forma, el movimiento tanto del joystick como del sensor puede pecar un poco de impreciso, pero en general no supondrá gran problema y terminaremos acostumbrándonos rapidamente. Sin embargo, cuando intentemos hacer las misiones secundarias de replicar figuras en cuadros, tratar de hacer imágenes grandes intentando copiar el mismo trazo, puede ser un poco frustrante porque cualquier desliz de nuestra mano o temblor, y el dibujo se vuelve inexacto. En la última parte del juego, tendremos una habilidad para enfrentarnos a nuestros enemigos (la cual no detallaremos para spoilear), acá también podremos sentir la imprecisión de los controles, siendo a veces frustrante dar contra nuestro enemigo.


El juego también contiene diversas dificultades, que justamente interfieren solo con la última parte del juego, en la que deberemos pelear. Ya que el juego propone estar pensado para todo el mundo, si un jugador casual se le complica alguna pelea, puede bajarle fácilmente la dificultad.


Por otro lado, lamentablemente el juego no está libre de algunos bugs, y pueden llegar a ser muy graves debido al sistema de autoguardado o guardado manual en cualquier parte. Por ejemplo, nosotros al llegar a la hidroelectrica nos quedamos estancados más de una hora ya que una puerta nunca se abría, viendo que simplemente no nos quedaba nada que no hayamos intentado, supusimos que era un bug. Al empezar la partida de nuevo, comprobamos que efectivamente estaba bugueado, pues un coche de esa zona debió moverse fácilmente para romper un de las rejas y darnos paso libre. Por suerte el juego es corto y no nos costó volver a empezar otra vez. Es más, comprobamos que lo que inicialmente habiamos hecho en 4 horas, en una segunda vuelta pudimos hacerlo en 2.


El juego puede tener de 4 a 7 horas de duración, dependiendo de nuestro ritmo o de cuanto nos estanquemos en el transcurso. En sí, después de acabarlo no hay mucho, pero sacar el trofeo platino será un buen motivador para ponerte a buscar las hojas de cuaderno faltantes o completar todos los bocetos de momentos. 


El juego también cuenta con un modo VR, que propone una experiencia extra para quienes posean este accesorio de PlayStation. 


Gráficamente, el juego luce muy bien. El contraste entre nuestros dibujos llenos de color y vida con los escenarios opacos, hacen que cada escenario sea digno de una foto. El estilo de los personajes y el muy buen doblaje latino, nos hace pensar más de una vez que estamos frente a una película de Disney. (Hasta estabamos esperando que aparezca la abuelita Coco).

Finalmente, debemos mencionar que el mensaje del juego es muy bueno, tocando un tema mundial como el bullying, y hasta hablando de los posibles factores que llevan a un chico a ser un abusador. En el juego veremos que hay detrás de cada bullie, que historia nos enconden, y aunque eso no justificará las acciones que tendran contra nuestro protagonista, vamos a poder llegar a entenderlos un poco más. 


Conclusión:

Concrete Genie es un sencillo, pero muy bonito juego de puzzles, apto para cualquier tipo de jugador. Si bien es cierto su sistema de enfoque es un poco impreciso, esto no evitará que pasemos un gran momento con él y que nos llevemos una bella historia a nuestra memoria.  

Lo mejor:

- Un juego muy bonito visualmente.
- El concepto del juego es original y podría seguir trabajandose en él en la posterioridad.
- Nos cuenta una bonita historia, digna de película Disney. 
- Precio reducido. 
- Un juego más para usar en VR nunca cae mal.

Lo peor:
- El sistema de apuntado es un poco impreciso, dándonos dolor de cabeza a la hora de recreación de cuadros o en el momento de pelea.
- Si los bugs continuan después del día de lanzamiento podría ser preocupante. 


Nota
8/10

Una publicación de No Soy Gamer

Comentarios