Análisis: Call of Duty Modern Warfare

Jugamos el nuevo Call of Duty, y luego de varias horas de juego, te contamos nuestra opinión.


El 25 de octubre se puso a la venta Call of Duty Modern Warfare para PS4, Xbox One y PC (Battle.net). Este es un reboot de la saga Modern Warfare que, aunque nos presenta un mismo concepto y hasta hereda unos cuantos personajes de la entrega del 2007, no es para nada un remake. 

Algo que se cuestionó bastante en Black Ops IV, fue la ausencia de campaña, fuera que el juego contará con un modo cooperaciones que contenía  algo de narración. La campaña de un jugador vuelve a Modern Warfare, y lo hace a la grande. Y Este es precisamente el primer punto que hablaremos en esta reseña. 


Desde el primer Call of Duty, cada campaña ha tenido al menos un momento memorable. Ghost tuvo una campaña para olvidar, pero nos sorprendió con un gran primer capítulo; Modern Warfare (2007) nos puso al límite con la misión del avión; Modern Warfare 2 nos ofreció el capítulo del tiroteo en el aeropuerto; Modern Warfare 3 la memorable escena del coche bomba; Black Ops 2 y el centro comercial, entre otros varios ejemplos. 


Este nuevo Modern Warfare, sin embargo, se atrever a ir mucho más alla, teniendo una campaña donde cada dos por tres tendremos algún momento que no vamos a poder sacar de nuestra cabeza por un buen tiempo. Bordeando la crudeza y los límites de lo políticamente correcto. 


La campaña nos pone, casi en su totalidad, en la piel de Kyle Garrick, miembro de las fuerzas especiales, quien junto a Alex, al reconocido Capitán Price y una rebelde de Afganistán llamada Farah. A lo largo de 14 capítulos deberemos enfrentarnos al grupo terrorista Al Qatala, el cual está liderado por Lobo y Carnicero, quienes tienen en su poder un gas mortal que podría poner a poblaciones enteras en peligro. 

Como mencionamos, la campaña es una sacudida de emociones. Aunque su duración raspe las 6 las horas, estamos ante 14 capítulos tan bien pensados y tan bien propuestos, que probablemente puedan englobarse y calificarse como la mejor campaña de la franquicia. 


No vamos a negar que algunos jugadores puedan sentirse un poco fastidiados por la  ideología política contra Rusia en esta campaña, pero sinceramente venimos a Call of Duty a divertirnos, no para aprender historia. No obstante, suponemos que si alguien se siente muy interesado por el tema, podrá buscar en Internet sobre conflictos de Afganistan o Russia con Estados Unidos y sacar sus propias conclusiones. 


La narrativa dentro de la campaña está bien cuidada. Las caracterizaciones faciales se sienten cada vez más reales, y con la profundidad que se la dado a personajes como Farah - para nosotros la que se lleva la atención en esta entrega-, logran conseguir una narrativa  que nos va a hacer no querer omitir ni una sola linea. 

Una enorme propuesta multijugador 

Sin embargo, para los verdaderos amantes de Call of Duty, el punto principal en este juego es el multijugador. Y como ya saben, en un Modern Warfare no hay de qué preocuparse. Acá no encontraremos dobles saltos, escenarios con poca gravedad, calzado para correr por las paredas o armas de rayos laser, acá tendremos la jugabilidad más clásica, pulida de la mejor manera y con la mayor cantidad de modos posibles. 

El título sorprende por tener tanta variedad de opciones de juego en un menú tan intuitivo y tan fácil de recorrer. Por otro lado, hemos sentido más que nunca un matchmaking, que aparte de tener ceros fallos, es muy preciso en cuanto a tu nivel de jugador. Es así que hemos podido jugar nuestras primeras partidas, como todos unos expertos frente a nuestros adversarios, para posteriormente, encontrarnos tipos cada vez más rudos.


Los mapas siguen estando tan bien hechos, construidos especialmente para premiar aquellos jugadores asiduos que memoricen cada recoveco del mapa para usarlo a su favor.  Entre más de 35 armas, accesorios de arma, equipamiento, y la cantidad de ventajas pasivas que podemos activar, logra conseguir más versatibilidad en los enfrentamientos. 


Modern Warfare cuenta con los modos de partida rápida: 

Duelo por equipos: Matar a jugadorres del equipo contrario. Gana el equipo que alcance cierta puntuación.

Ciberataque: Recuperar el dispositivo PEM y colocarlo cerca del centro de datos enemigo.

Dominio: Toma y defiende las posiciones marcadas para ganar puntos.

Buscar y destruir: Los equipos se turnan para defender y destruir un objetivo. Sin reaparición.

Cuartel general: Captura y conserva el cuartel general para ganar puntos para tu equipo. El equipo que domina el cuartel general no reaparece.

DPE 20 jugadores: Mata jugadores de los equipos contrarios. El primer equipo en alcanzar la puntuación, gana.

DOM 20 jugadores: Toma y defiende las posiciones marcadas para ganar puntos. 


Si solo nos apetece jugar uno de estos modos en partida rápida, solo deberemos ir a filtro y desactivar los que no nos interese tener en el match making.




Los otros modos fuera de partida rápida son: 

Guerra Terrestre:  Conflicto a gran escala con vehículos. Captura y defiende los objetivos para puntuar. Los objetivos tomados abren puntos de aparición para tu equipo.

Tiroteo: Equipo pequeño, partidas en jaula de varias rondas. Gana el primer equipo que alcance el límite de victorias por ronda.

Contra todos: Mata a todos. El primer jugador que alcance el límite de puntos termina la partida. Los tres primeros jugadores ganan. 

Reglas tácticas: Movimiento, salud y equilibrio de armas renovados

Finalmente, tendemos una opción de partida privada, donde podremos jugar con quienes queramos, ya sea online o local (LAN). Aunque esta opción también incluye el modo pantalla partida, que nos da la oportunidad de jugar con una persona con un segundo mando, y si queremos con bots para completar los equipos, los siguientes modos: Duelo por equipos, Ciberataque, Dominio, Buscar y Destruir, Cuartel General, Contra Todos, Tiroteo, Punto Caliente y Baja Confirmada. 


Por otro lado, tenemos el modo cooperativo donde encontraremos especialmente el modo sobrevivencia y el modo operaciones especiales.

El modo sobrevivencia no tiene pierde. Deberemos enfrentarnos, como es costumbre, a oleadas de enemigos cada vez más fuertes.  Mientras que en Operaciones Especiales, junto a 3 jugadores más deberemos hacer una serie de misiones en grandes mapas, donde deberemos usar el sigilo y la coordinación para evitar ser acribillado por el enemigo. 

Es importante mencionar que el modo Operaciones Especiales es el único modo que nos ha causado problemas respecto a bugs. Al menos una 30% de todas las partidas que hemos jugado en ese modo, los bugs nos han obligado a abandonar la partida. En una de ellas, la puerta de la base nunca se abrió y los jugadores se vieron encerrados, poco a poco abandonando la partida. En otra partida, el avión desapareció con todos los demás jugadores, como si nuestro personaje se hubiera quedado en un mundo alterno donde no  están ellos, siendo imposible localizarlos en cualquier punto del mapa. 

Gráficamente estamos ante uno de los Call of Duty más cuidados. No hemos notado grandes diferencias visuales con este nuevo motor gráfico en el gameplay, pero seguramente porque jugamos el título desde una PS4. Aunque en las escenas cinemáticas  se nota a primer vistazo los rasgos faciales.

Algo que notamos de su desempeño gráfico es la cantidad de NPC y objetos que nos consigue meter en pantalla, dentro de la campaña. Los frames no decaen pese a que cada escena es un desfile constante elemenos en pantalla en movimiento, y esto suma bastante realismo al juego.

Respecto al sonido, como en todo Call of Duty este es un tema muy cuidado. Cada gatillo apretado, cada carga de arma, cada disparo, nos producirá ese sonido tan adictivo por el que se caracteriza el juego. No obstante, los invitamos a vivir la verdadera experiencia de sonido con unos buenos headset, como los Headset HyperX Cloud para PS4.


Conclusión:

Call of Duty Modern Warfare es la nueva entrega que todo jugador deseaba. Con la mejor campaña de toda la franquicia y un multijugador pulido a más no poder, esta entrega se postula para ser el Call of Duty definitivo. No hay dudas que los encargados en el COD del 2020 tendrán la valla muy alta. 

Lo bueno:

- La calidad de la campaña
- Multijugador pulido y variado
- Excelente matchmaking
- Ya no habrán cajas de botín

Lo malo:

- Modo operaciones lleno de bugs
-  Necesidad de conexión permanente para la versión de PC
- No hay opción para cambiar el audio a inglés. 

Una publicación de No Soy Gamer

NOTA
89


Comentarios