Reseña: Nioh 2

Nos embarcamos en un mundo lleno de Yokais y humanos con grandes combates y una dificultad que ya nos tienen acostumbrado. Nosotros ya lo jugamos y te contamos que tal nos pareció.


Nioh 2 es un juego desarrollado por Team Ninja ambientado en la historia de Japón, mejor dicho en la Era Sengoku. A diferencia de su primera entrega, nos encontramos con una secuela más solida y madura en todo sentido, sin embargo sería erróneo decir que es una secuela cuando se trata de la precuela del juego.


Ni bien empezamos la aventura nos permitirá crear a nuestro propio protagonista. Uno diría que con este método de creación de avatar sería algo de inmediato, sin embargo esto puede tomar varios minutos por la gran cantidad de opciones de hay. Puedes tener a un personaje predeterminado, crear tu propio estilo ya sea hombre, mujer o hasta el género que quieras.










La historia comienza en 1555 donde se contará a profundidad más sobre lo acontecido en Japón, la guerra civil que ocurría en la era Sengoku y en donde nuestro personaje deberá de formar parte junto a otros protagonistas que te ayudarán en tu aventura.

Armándote para la aventura:

Durante el tutorial podremos escoger las armas que queremos usar. Descuiden que más adelante podremos escoger las que queramos. Adicional a las armas también nos darán a escoger a nuestro propio espíritu guardián.


Los espíritus guardianes tendrán la habilidad de convertirte en un Yokai poderoso y dependiendo del que escojas tus atributos variarán. Está el Espíritu guardián fantasma oscuro que te proporciona más magia, otros como de fuego y viento representados como el ave y lobo.

Elijas al guardián que elijas solo será un bono inicial por lo que conseguirás el resto durante la campaña y muchos otros más.


Espíritus guardianes:

Tu personaje podrá asignar un espíritu guardián y dentro del mismo poder conectarlo con núcleos de almas. Estos núcleos representados en forma de esferas son los mismos Yokai que hayas derrotado en el camino. Una vez se los asignes podrás agregarlos a tu espíritu guardián dándole muchas mejoras como de ataque y defensa.


Por ejemplo en nuestro caso poseemos el espíritu guardían Kagewani que junto a los otros núcleos asignados un Enki y Yoki (Yokais) nos proporciona una cantidad específica de ataque y defensa más vida, tenacidad, Ki etc. Esto dependerá de los atributos de los núcleos que les pongas.


Podrás gestionar tus núcleos de almas permitiéndote fusionar los de igual nombre. Esto para darle un mejor atributo y aumentar el rango al fusionarlos y así sacarle mayor provecho al núcleo. En los rituales de descanso podrás desechar aquellos núcleos que creas que no te servirán para poder obtener puntos de habilidades de cambiante.

Sube de nivel rápido para que no sientas la dificultad:

Como ya nos tienen acostumbrados los amigos de Team Ninja, el juego presenta una complejidad de juego muy moderada por lo que las muertes estarán a la orden del día. Recuerda que al morir perderás toda tu experiencia ganada, pero que podrás recuperar si vuelves al lugar que fuiste aniquilado. 


En las pequeñas cabañas donde podrás rezar y orar a los Kodamas podrás acceder varias opciones, pero que nos enfocaremos en el apartado de subir de nivel.

Ojo, si rezas en este lugar los enemigos que hayas derrotado, dejando de lado a los jefasos, harán respawn, por lo que deberás de decidir sabiamente en que momento del juego lo harás.

La mejor opción para que no presente dificultad el juego es farmear como loco y así subir de nivel gracias a los Amrita que obtendrás de los enemigos. El problema radica que poco a poco te pedirán más experiencia por 1 punto de subida de nivel.



    Comentarios