5 razones por las que Schitt’s Creek fue la gran ganadora de los Emmy 2020

El domingo 20 de septiembre la 72 edición de los premios Emmy reconoció a lo mejor de la televisión. Para sorpresa de muchos la ganadora en la categoría mejor comedia fue Schitt’s Creek. La serie arrasó y obtuvo un total de nueve estatuillas.

La producción tiene 6 temporadas, pero por ser un producto discreto creado por Daniel Levy y emitida, originalmente, por la CBC, no tuvo gran despliegue técnico o publicitario. Su único objetivo era crear una comedia magistral con un buen final. Y lo lograron con una última temporada que, contra todo pronóstico, ganó casi en todas sus nominaciones. Es por eso que hemos decido hacer una pequeña lista de razones por las que triunfó como la mejor comedia de este año.

1.       Un reparto de lujo:

La razón de que esta comedia funcione tan bien la tiene la familia Levy. Padre e hijo tienen una gran química dentro y fuera de la pantalla. El trabajo de Eugene Levy en comedias es bastante reconocido, nadie olvida su interpretación en ‘American Pie’ como el papá de Jim, pero Daniel ha demostrado una pequeña superación al trabajo de su padre con la creación de Schitt’s Creek. Catherine O'Hara es el perfecto complemento para el dúo Levy, recordada por su personaje como madre de Kevin en 'Mi pobre angelito’, en esta producción nos regala un delirante papel de señora rica que lo pierde todo, un papel que la ha elevado como la gran cómica que es.

 


2.       Una trama simple pero acertada

La serie nos cuenta la historia de la millonaria familia de los Rose, cuyos bienes son embargados y debe mudarse a un pueblo que el padre le había comprado a su hijo “en broma” para su cumpleaños en 1991. Schitt’s Creek les había parecido el nombre más absurdo posible, porque en inglés es un juego de palabras cuya traducción podría ser “arroyo de mierda”. Aunque no se queda en esa premisa, la serie nos da un espacio de reflexión para ver que tanto puede cambiar una persona fuera de su área de confort.

3.       Rápida de ver, rápida de querer.

La serie solo cuenta con 80 capítulos de casi 22 minutos cada una, perfecta para disfrutar como una maratón o solo por las ganas de reír. Una avalancha de chistes rápidos, frases pegadizas y, lo que es más importante, una calidez genuina y conmovedora, que se ha ganado el corazón de muchos, incluyendo entre sus admiradores a Nicole Kidman y Jennifer Lawrence, y las estrellas del pop Paula Abdul y Mariah. Carey.

 

Repato principal: Annie Murphy, Eugene Levy, Catherine O'Hara y Daniel Levy

4.       Un curioso descubrimiento

La serie no fue tan llamativa hasta que llego a manos de Netflix y comenzó a crear cierta curiosidad entre los suscriptores estadounidenses. Por esta razón, su creador, Daniel Levy piensa que fue como un efecto “Justin Bieber”. Levy explica a el portal ‘The guardian’ que “la gente encontró a Bieber en YouTube y sintió una cualidad protectora instantánea sobre él, como si fuera un secreto que se sintieron lo suficientemente afortunados de compartir. La gente realmente sintió que había descubierto este programa. Querían que sus amigos y familiares lo vieran”.


5.    Una pausa para la mente.

Si eres de los que ha visto ‘Friends’, ‘How i met your mother’, ‘The big band theory’, ‘Fleabag’ o otras comedias solo en busca de una pausa de la rutina y de los malos días, Schitt’s Creek también es una perfecta respuesta para eso. En toda su simplicidad, se siente como el refugio que todos necesitamos en este momento. "Este programa es un símbolo de amor, esperanza e inclusión, y eso es lo que la gente tiene sed", dice Annie Murphy, actriz de la serie.

Por el momento, Schitt’s Creek no se encuentra en plataformas disponibles en Perú, pero estamos seguros de que pronto será publicada en alguno y podremos disfrutar de la la creación de Daniel Levy. 

Comentarios