Emily en París, el fallo de Netflix (SPOILERS)

Todo apuntaba a algo bueno...entonces ¿que salió mal?

Lo siento linda, es un "no" para mí. 

El ultimo par de meses ha dejado una estela de series que han obtenido poca trascendencia. Por ello cuando escuché sobre la nueva producción de Netflix "Emily en París" decidí darle una oportunidad. 

Los precedentes eran buenos con Lily Collins en el estelar ademas que la producción contaba con las mismas personas que crearon la exitosa franquicia que fue Sex & The City. Incluso la trama invitaba a más siendo Emily una muchacha americana que viaja a París para trabajar en una empresa de marketing a sus veinti-algo años.


Suena bien ¿no? La realidad fue otra. Cuando comencé a verla tuve la sensación de que estaba observando una versión aburrida de Gossip Girl. Fue extraño considerando que soy el publico objetivo exacto para disfrutar esta serie pero solo me bastó un episodio para saber que no la iba a disfrutar. Pero, como no quise dejar las cosas a medias, decidí ver los 10 capítulos de la serie. Aquí dejo mis pensamientos.

Emily es un desastre

#FrenchLife

Amo a Lily Collins, por experiencia he visto que puede darnos buenos personajes, pero ni ella puede salvar esto. Emily es uno de los personajes mas horribles que he visto en estos últimos años, tal vez un poco mejor a Sierra de Sierra Burgges is a losser. 

La razón por la que Emily fue a París era para cubrir a su jefe, sin embargo la misma Emily no sabe hablar ni una palabra en francés. Si bien hay un intento en aprender el idioma en un par de episodios, no vuelve a hablar casi nada de francés para el final de la serie. 

Eso no seria tanto problema si no fuera que la actitud que tiene con los franceses es por no decir otra palabra, arrogante. Intenta adaptar a sus colegas de trabajo, sus conocidos y a sus amigos sin ella cambiar para encajar al país a donde fue. Considerando que es ella la que esta en el extranjero, claro. 

El cliente no siempre tiene la razón.

Esto se ve desde las escenas donde intenta "educar" a un chef francés, cuando corrige a su jefa constantemente e incluso cuando es despedida por ser mala trabajadora pero -oh sorpresa- no lo es realmente porque al ser el personaje principal, es imposible que eso le suceda.

Para el final de la serie Emily no ha cambiado, sigue en la misma posición en la que se encontró en el primer capitulo. Entonces ¿Cual es el punto?

Personajes unidimensionales

Los únicos personajes que tenían cierto nivel de profundidad fueron Mindy y Sylvie, ambas tenían metas, sentido de humor y una vida que no dependía de Emily mientras que otros personajes como Gabrielle parecían servir solo para ayudar convenientemente a nuestra protagonista cada que ella tenia algún problema. Este hombre se supone que era un chef...pero nunca lo vemos realmente trabajar. 

Gabrielle recuerda que tienes un restaurante. Trabaja.

Clichés

Toda la trama es básicamente una mezcla entre clichés y coincidencias consecutivas que forman el camino perfecto para Emily. Eso es tal vez lo mas frustrante de la serie: tenía potencial para vivir el desafío de adaptarse a una nueva ciudad pero no hay nada de sorprendente en esta historia. Tal vez lo único que resalte sea la novia de Gabrielle pero eso es solo porque sale de la nada.  

Además de los estereotipos como que los franceses son groseros, sexistas, calenturientos y ignorantes al lado de la americana que ha llegado a sus vidas. Es bastante insultante. No es de sorprender que varios usuarios franceses hayan descargado su ira contra la serie en twitter. 

Toma un shot cada que un francés coquetea con Emily.

El vestuario

Amo la moda. Creo en ella como un estilo de vida, así que cuando comencé a ver la serie esperaba que de algún modo influenciara y creara atuendos que como minimo estuvieran a la vanguardia actual. Estamos hablando de una serie en París con vestuarios dados por Patricia Field, la misma que creó los icónicos atuendos en Sex & The City y El Diablo Viste a la Moda.

Algunos atuendos quemaban mis corneas por el excesivo estampado y color.
  
Pero ninguno de los outfits de Emily fueron trendy o stylish, por así decirlo. Me recordaba más a el estilo de Emilia Clark en Me Before You...pero peor. No es solo el desorden visual lo que prima, si no que no tienen sentido considerando que Emily no es rica o tiene un historial de moda, se supone que ella trabaja en marketing. 

Pero ahi va, usando muchos Louboutins y con un armario lleno de Chanel. Me tomé la molestia de contar cuanto Chanel Emily usa y con 19 prendas debo decir que es demasiado para una muchacha tan joven y con ese salario. 
Este bolso cuesta $279 y es uno de los muchos que Emily tiene.

En fin. Si te preguntas porqué estoy siendo tan dura con el show o parezco demasiado crítica es por el simple hecho de que había potencial, potencial que fue desperdiciado vilmente. Y ahora con la noticia de que fue renovado para una segunda temporada solo puedo decir que, que bien por el show y por la gente que disfrutó el programa. En mi caso, es un gran y solido "no gracias".   

Comentarios