¿Cómo impulsar la reactivación de las bodegas en tiempos de crisis sanitaria?

 Conoce consejos útiles como la implementación de medidas adecuadas de bioseguridad, el uso de canales y herramientas digitales, el mantener un buen stock de los productos preferidos, etc. 

 Pese a que en el Perú hay más de 400 mil bodegas y el 62% son liderados por mujeres, la crisis sanitaria ha causado que muchos de estos negocios se vean estancados al no cumplir con las preferencias del nuevo consumidor. Es por ello que la reactivación económica, luego de un año y medio de crisis sanitaria, exige que los bodegueros apuesten por nuevas medidas que les permitan mantener a flote sus emprendimientos. 

El nuevo comprador peruano prefiere adquirir sus productos de primera necesidad en lugares más cercanos a sus hogares y, en lo posible, con menor afluencia de personas debido al temor del contagio del virus COVID-19.  

“Los bodegueros han estado siempre en nuestros barrios con la responsabilidad que implica abastecer a cientos de familias las 24 horas, los siete días a la semana y por la coyuntura han tenido que reinventarse periódicamente, adaptándose a nuevos modelos de atención a través del WhatsApp, aplicaciones de pedidos y pagos digitalizados. Asimismo, han elaborado sistemas propios de reparto a domicilio dentro de sus barrios”, puntualizó María Luisa Málaga, Directora Ejecutiva de ABRESA. 

¿Qué otras acciones son imprescindibles para reactivar a este importante sector? Aquí te brindamos las principales recomendaciones para lograrlo: 

1.    Protocolos de bioseguridad. Es importante ofrecer confianza y seguridad a los clientes implementando medidas de seguridad sanitaria, como el uso obligatorio de doble mascarilla, tener alcohol en spray o gel, rociar alcohol en la entrega de los productos, indicar el aforo en el ingreso y no permitir, bajo ninguna circunstancia, que se produzcan aglomeraciones. 

2.    Stock de productos más solicitados. Para fidelizar al cliente, es importante contar con los productos de mayor consumo, como por ejemplo abarrotes, productos de limpieza, higiene, pollo, carne, frutas, verduras, entre otros. 

3.    Mejora el uso de canales digitales. Los pagos virtuales son parte de la transformación digital, por eso se recomienda la instalación de un POS con el propósito de ofrecer una alternativa rápida de pago. Asimismo, las aplicaciones móviles como Yape, Plin y Tunki son también la mejor opción para el nuevo consumidor que, por prevención, prefiere evitar el contacto directo.  

4.    Utilización de herramientas digitales. La pandemia hizo crecer el comercio en línea y el delivery, y con ello, las redes sociales tomaron protagonismo para los pequeños comercios, por eso se recomienda el uso del WhatsApp, Instagram y Facebook para mantener la comunicación activa con los clientes sobre promociones y novedades. 

 

Publicar un comentario

0 Comentarios