Nuevo informe de Salesforce: Sólo el 11% de los estudiantes se siente muy preparado para el trabajo

En la era post-pandémica, las instituciones de educación superior tienen la oportunidad de reimaginar la experiencia del estudiante para obtener mejores resultados. Los nuevos datos muestran que este trabajo comienza en el momento en que el estudiante se matricula.

Por qué es importante

Sólo un tercio de los estudiantes afirma haber tenido una gran  experiencia universitaria. Las instituciones están más presionadas que nunca para involucrar y apoyar a los estudiantes a lo largo de su viaje, adaptarse a las nuevas expectativas y prepararlos mejor para el mundo del trabajo.

Un nuevo informe sugiere que las instituciones deben evolucionar para atraer a los estudiantes en medio de los costos crecientes de la educación, los empleadores que eliminan los requisitos de una carrera de cuatro años, y una creciente crisis de habilidades donde sólo el 32% de los empleados de la generación Z se siente muy equipado con los recursos para aprender las habilidades digitales necesarias para prosperar.

El tercer informe anual Connected Student Report de Salesforce encuestó a más de 1.300 estudiantes y 1.300 profesionales de la educación superior de todo el mundo. El informe también incluye datos de sesiones informativas en profundidad con líderes de instituciones de educación superior de 11 países. Entre los resultados, se destacan los siguientes:

● Casi la mitad (47%) de los estudiantes eligieron sus instituciones en función de sus posibles perspectivas profesionales, pero sólo el 11% se siente muy preparado para el mundo laboral.

● Sólo un tercio de los estudiantes encuestados valoró positivamente su experiencia de incorporación.

● Sólo el 2% de los estudiantes que declararon haber tenido una mala experiencia de incorporación dicen que tuvieron una gran experiencia universitaria en general.

● Casi la mitad (48%) de los estudiantes predijeron que sus cualificaciones sólo serían relevantes para su carrera profesional elegida durante cinco años o menos después de la graduación.

● Las instituciones de educación superior tienen un largo camino por recorrer para que los estudiantes se sientan como en casa: sólo el 12% de los estudiantes declararon tener un fuerte sentido de pertenencia en sus centros.

La oportunidad

Las instituciones de educación superior pueden reforzar el éxito de los estudiantes ofreciéndoles grandes experiencias y un apoyo integral desde su primer día en  el campus, ya sea virtual o presencial.

Los estudiantes que han tenido una buena experiencia de incorporación tienen 35 veces más probabilidades de tener una buena experiencia universitaria en general que los que no la han tenido. Casi siete de cada diez (69%) de los estudiantes que tuvieron una buena acogida también consideraron que su universidad ofrecía una experiencia personalizada que se adaptaba a sus necesidades e intereses individuales.

La mitad (49%) de los estudiantes espera obtener habilidades y conocimientos relacionados con el trabajo de sus universidades, ya sea en línea o en persona, y el mismo número dice que su universidad podría apoyarlos en el aprendizaje permanente proporcionando acceso a cursos electivos gratuitos después de la graduación. El 40% de los estudiantes dice que necesita que sus universidades ofrezcan talleres específicos para el trabajo que les ayuden a desarrollar sus carreras.

Sólo el 10% de los estudiantes afirma sentirse muy conectado con su comunidad de estudiantes o ex alumnos y sólo el 24% dice estar muy satisfecho con los servicios y el apoyo a los estudiantes.

¿Cómo pueden las universidades alcanzar el objetivo? 

Al adaptar las experiencias de los estudiantes a sus necesidades e intereses -incluyendo un mayor enfoque en el bienestar, la planificación de la carrera y la mejora de la preparación para el trabajo a través de experiencias en el puesto de trabajo- las instituciones pueden obtener mejores resultados, atraer a más estudiantes y crear vínculos fuertes que duren mucho tiempo después de la graduación.

Un tercio de los estudiantes quiere más planificación de la carrera, mientras que el 36% de los estudiantes quiere más recursos para el bienestar (frente al 24% del año pasado), como apoyo a la salud mental, atención pastoral y ayuda financiera. El 40% quiere más ayuda para equilibrar su vida académica, laboral y personal. Y, cuando se les preguntó qué valores querían que defendiera su universidad, la diversidad y la inclusión fue la tercera opción más común de los estudiantes, situándose justo detrás de la excelencia académica y el bienestar de los estudiantes.

La perspectiva de Salesforce

Marie Laxague Rosecrans, directora de marketing de educación y organizaciones sin fines de lucro de Salesforce, explica la importancia de estos datos:

Existe una inmensa oportunidad para que las instituciones de educación superior se preparen para el futuro y se conecten con los estudiantes de maneras nuevas y emocionantes mediante la creación de mejores conexiones, priorizando el bienestar y adaptando el apoyo para preparar mejor a los estudiantes para su viaje académico y más allá.

Las instituciones de educación superior pueden ser poderosos agentes de cambio que proporcionen experiencias significativas y personalizadas a sus estudiantes en cada etapa de su viaje, desde el momento en que aceptan la oferta de admisión hasta el apoyo a los estudiantes de por vida que buscan aumentar sus habilidades y dar forma a la economía de nuevas maneras, continuó.

La perspectiva de la educación superior 

Las instituciones de educación superior de todo el mundo se están adaptando a las cambiantes necesidades y prioridades de los estudiantes.

La Universidad de Howard ha cambiado muchos de sus exámenes de competencia en la especialidad del estudiante, dejando de lado los ejercicios de lápiz y papel y orientándose hacia los programas de estudio y trabajo. Algunos profesores temen que, cuando se habla de dar un giro profesional a las carreras, nos estemos alejando de la licenciatura clásica en inglés para acercarnos a lo práctico y profesional, dijo James Davis, decano adjunto de Asuntos Académicos y Humanidades de la Universidad Howard. Pero, añadió,  el mundo ha cambiado y tenemos que preparar a los estudiantes para lo que hacen más allá de las torres de marfil.

En la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, los estudiantes prestan menos atención al número de artículos que publican los profesores y más a la calidad de los servicios a los estudiantes. Son cosas a las que tradicionalmente las universidades no han prestado tanta atención, pero que ahora son cada vez más importantes, declaró Pablo Pareja-Alcaraz, vicerrector de la universidad.

En el Columbia College de Chicago, el decano de los estudiantes, Douglas Eck, describe cómo la universidad está imaginando la orientación de los estudiantes como algo parecido a trabajar con una agencia de viajes. Durante la orientación, dijo, la institución trata de sentar las bases para una experiencia completa y satisfactoria. Al igual que la planificación de un viaje, la esperanza es que la experiencia esté llena de vistas impresionantes, recuerdos inolvidables y oportunidades de aventura. Cuando esa base funciona, se convierte en un viaje del que se habla durante años. O, en el caso de la educación superior, una gran experiencia universitaria.


Publicar un comentario

0 Comentarios